miércoles, 5 de agosto de 2015

Miércoles de Fotografía VII

Buuenas tardes mis perdidos, hoy traigo otra entrega de los Miércoles de Fotografía, la más larga que he hecho hasta el momento. Esperon que no desesperen al leerla.
Disfruten el día :)

No se si lo sabes, llega un moento en el que la gente se cansa. De hecho yo también me cansé.

Estos tres meses llenos de problemas han podido con nosotras, conmigo. No se cuando empezarona ir así las cosas, pero me harté. 
Quizás fue tu actitud, tus tonterías, la manera en que te tomas las cosas o quizás fue tu enfermedad. Pero en parte también me cansé de ti. A día de hoy, sigo creyendo que fue una mezcla de todo eso.
Con el tiempo te volviste insoportable para mí, y como ya mencioné anteriormente, has cambiado a peor. No te conozco. Ni creo que vaya a conocerte porque ya no estás a mi lado es así de fácil.
Jamás esperé esto de ti, te creía más inteligente, pero ya veo que creí erróneamente.
Al irte, me dejaste con mucho que decir. Cosas que como no pude decirlas en ese momento las escribo ahora solo porque no pienso dejar estas palabras en mi tintero.
Como una tonta te creí cuando decías que no pasaba nada. Pero ahora veo que simplemente no lo contarías nunca a nadie.
Creí muchas de tus mentiras hasta que finalmente tu fachada se derrumbó y pude ver qué era lo que realmente había al otro lado. Ese que nunca había visto y del que ahora deseo saber.
Y te reprocharía, reprocharía muchas cosas pero no lo haré.
Porque se que tienes miedo, miedo a hablar porque sabes que puedes meter la pata.
También de qué pasaría si yo ahora mismo rompiese mi silencio, ese que ahora mismo se está fragmentando y amenaza con hablar tan alto y tan claro como nunca me has visto hacerlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar el blog :)