sábado, 2 de agosto de 2014

Gerónimo Stilton: En el Reino de la Fantasía

Esta es la primera entrada que hago para este blog. Su creadora, Cristina, me invitó a participar en este blog, el mismo día que me lo enseñó antes de que empezase la clase de Defensa Personal en la que coincidimos. Yo acepté, aunque no estoy todo el día leyendo (sólo hace falta ver mi perfil de G+ para comprobarlo) y no conozco todavía a José Cristian, el segundo autor. Y bueno, esta entrada va a ser de un libro del ratón de la literatura infantil que todos conocemos. Y no, no hablo de Mickey Mouse...


Sino de Gerónimo Stilton, cuya serie original es de la escritora italiana Elisabetta Dami, originalmente publicada en el año 2000. Pero del libro del que os voy a hablar es del 2005, cuando Stilton viaja por primera vez al Reino de la Fantasía.

Tras una mañana muy ajetreada en 'El eco del roedor', el cual nuestro
protagonista dirige, Stilton llega agotado a casa, en la que para colmo, se ha ido la luz; y mientras busca un candelabro para iluminar en el desván, se tropieza y se resbala... Unas horas más tarde, despierta, y ve una cajita con un mensaje pidiendo ayuda. Entra por una puerta dorada por la que tendrá que atravesar los seis Reinos de la Fantasía para llegar al séptimo, en el que ayudará a la persona que pide ayuda en esa carta. Eso sí, con ayuda de nuevos amigos con los que pasará a formar parte de la Compañía de la Fantasía.

Quiero decir que este libro tiene una decoración adecuada, pero no excesiva. Una historia con una buena moraleja, y unos personajes principales con unas personalidades muy distintas. Además, cada uno de los Reinos tiene un buen mapa con el que te puedes orientar y ubicar en todo momento (con información de dicho reino aparte). La duración de la historia de cada guardián y palacio de cada reino es más o menos la misma.

Sin embargo, algo que no me parece bien es que la intervención de uno de los personajes principales dure tan poco, porque luego te esperas que cada personaje no pase de su reino natal (aunque por lo menos, ese personaje vuelve a ser mencionado varias veces). Lo de los olores también está muy bien, pero hay algunos que puedes no notar si no frotas durante bastante tiempo la superficie que hay que frotar.

Lo que también raya de este libro (y de los siguientes) es el alfabéto fantástico, que en caso de no sabértelo cada vez que te aparece un mensaje en dicho alfabeto, tienes que irte a la página en la que está el alfabeto, y si el mensaje es muy largo te puedes tirar mucho tiempo traduciendo letra por letra.

Aun así, está muy bien que se mencionen historias y leyendas antiguas, como Beowulf o Tir N'an Og, que pusieran trabalenguas e ilusiones ópticas e incluso explicasen cosas (por ejemplo, de los relatos o de las criaturas fantásticas) en los márgenes.

En resumen, aunque parezca muy largo, al final te dura lo justo y que te resulta entretenido leerlo. Ideal para los niños, y perfecto como regalo de cumpleaños para un niño de unos 12 años (y más mayores).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar el blog :)